menu infantil

¿Necesitas crear un menú infantil saludable? ¿Sabes preparar comidas variadas y sostenibles para los más pequeños? ¿Son lo suficientemente nutritivas para su cuerpo, mente y desarrollo?

La alimentación saludable es poderosa. Nos ayuda a crecer y a desarrollarnos, a tener buena energía y evitar problemas de salud en el futuro. Cada vez más, las familias son conscientes de su responsabilidad con la alimentación de los niños. 

Si nos preguntas a nosotros: no es cuestión de modas. Una comida saludable desde los primeros años de vida hace que los niños tomen consciencia del sabor, las texturas y los olores. Poco a poco, construirán mayor consciencia sobre sus gustos, reconociendo cuándo tienen hambre o cuándo están saciados. Que su relación con la comida sea natural, no obligarles a comer o dar recompensas si terminan la comida.

En este artículo, te contaremos cómo crear una relación sana y placentera con la comida a través de menús saludables para niños.

 

Crea un menú infantil saludable con estos consejos

Comer sano y disfrutar de la alimentación deberían ir siempre de la mano. Así que, toma nota de estos consejos para preparar un rico menú infantil.

  • Planifica la compra

¿Cuántos niños son? ¿Qué edad tienen? Las necesidades nutricionales, gustos y cantidades difieren mucho, por lo que debes partir de esta información para adaptar el menú a cada niño. Con esta información en mano, vamos a elegir una dieta completa y variada.

  • Observa la pirámide alimentaria infantil

Es una herramienta útil para ayudar a los niños a aprender acerca de una dieta saludable. Aprovecha para hablarles de los diferentes grupos de alimentos y la cantidad que debe comer de cada uno a diario. Esto no solo te ayudará a preparar un menú infantil saludable, sino que podrás enseñarles la importancia de los nutrientes que se encuentran en los alimentos.

  • Utiliza alimentos frescos y variados

Debe ser una dieta rica, variada y sabrosa. Alimentos que les ayuden a disfrutar y a crear hábitos de alimentación saludables sobre sus propios gustos. Acabarán viendo la comida como un gran aliado, no como un enemigo.

  • Preserva la máxima calidad de los alimentos

Usa materias primas para su preservación. Son una parte importante de la calidad de los alimentos. Los ingredientes frescos y naturales son esenciales para la preparación de menús infantiles saludables. Los conservantes artificiales, colorantes y otros aditivos pueden dañar la calidad de los alimentos y hacerlos menos sanos.

  • Utiliza una cocina autóctona y de producción de origen siempre que sea posible

Una dieta balanceada y nutritiva les ayudará a mantenerse saludables y con energía. Los alimentos autóctonos y de origen son en general más frescos y nutritivos que los procesados. Su sabor y textura resultan más apetitosos para los niños.

  • Prepara el menú de forma divertida y haz partícipe a los niños

Si vas a preparar el menú con ellos, es importante que lo hagas de forma divertida con pequeños trucos: mezclar los alimentos menos atractivos con otros que les gusten, córtalos de manera creativa, etc. Encuentra las técnicas adecuadas para que los pequeños disfruten del arte de cocinar.

  • Evita las grasas, harinas blancas y azúcares refinados

Usa ingredientes 100% naturales con ausencia de grasas, aditivos, harinas y azúcares refinados. Al evitarse en los menús infantiles, será más fácil mantener sanos y activos a los más pequeños, así como evitar la obesidad infantil. 

  • Limita las bebidas dulces

Sustituye las gaseosas y las bebidas con sabor a fruta, entre otras, por agua o leche descremada siempre que sea posible. Las bebidas dulces suelen ser altas en calorías y azúcar, además de causar caries dentales.

  • Sirve carnes desgrasadas

Junto a ellas, puedes echar mano de alimentos ricos en proteína, como los frutos secos, el pescado o los huevos. 

¡Recuerda! Con un menú variado y saludable lograrás que los niños adquieran buenos hábitos alimenticios. Si a esto le sumas el disfrute de la comida, también les protegerás de enfermedades, sobrepeso u obesidad. 

 

La nutrición saludable mejora el desarrollo cognitivo

¿Sabías que en los dos primeros años de vida de un niño, la nutrición óptima es decisiva en el crecimiento sano y la mejora del desarrollo cognitivo?

Es una afirmación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), quien señala la reducción del riesgo de sufrir enfermedades gracias a la nutrición saludable durante la lactancia y la niñez. Lo ideal es mantener una dieta variada:

  • Frutas, verduras y hortalizas. Comer alrededor de cinco piezas diarias ayuda a mantener una ingesta diaria con suficiente fibra.
  • Sal y potasio. Es importante mantener el equilibrio, ya que un consumo elevado de sal e insuficiente de potasio puede generar hipertensión arterial.
  • Grasas. Reducir el consumo de grasas trans al 1% y sustituir las saturadas por las no saturadas ayuda a mejorar la salud.

La nutrición saludable es importante para el desarrollo cognitivo de los niños. Los nutrientes esenciales, como las vitaminas y los minerales, juegan un papel vital en el funcionamiento del cerebro y el desarrollo cognitivo. Los niños que no reciben una nutrición adecuada pueden tener problemas de aprendizaje, memoria y atención.

 

Conoce las ventajas de elaborar menús sanos para niños

Afortunadamente, cada año que pasa, las personas son más conscientes de la importancia de la nutrición. Es algo que podemos comprobar de un vistazo en estudios como el de la Asociación Española de Codificación Comercial (AECOC): “el consumo de alimentos saludables aumentó un 15% en 2020”.

Alimentar a los niños con menús infantiles saludables tiene sus ventajas:

  • Aumenta su bienestar. Cuando comen bien, se sienten mejor. Los nutrientes de los alimentos saludables les ayudan a tener más energía, mejor humor y mayor capacidad de concentración.
  • Mejora el rendimiento académico. Una dieta saludable está ligada a un mejor rendimiento y aprendizaje. 
  • Mejora el rendimiento deportivo. Aumenta su energía y son más resistentes, manteniéndose en forma y teniendo una buena coordinación. 
  • Reduce el riesgo de tener enfermedades. Los niños que se alimentan con menús saludables reducen el riesgo de padecer obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón y otros problemas de salud.
  • Mejora su apariencia. La piel tiene un aspecto más saludable, el cabello es más brillante y las uñas se fortalecen. 

Parafraseando al filósofo Ludwig Feurbach, “somos lo que comemos”. Si nos alimentamos de forma saludable, equilibrada y sostenible, no solo alimentaremos nuestra salud, también incrementaremos la estabilidad y la armonía interna.

Todo esto y más solo con crear un menú infantil saludable. ¿Preparado para empezar? Incrementa la alimentación consciente de los más pequeños y crea un menú infantil saludable para chuparse los dedos. Si dudas, solicita más información en Nattive Kids.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *