Con el objetivo de que los niños aprendan sobre las texturas y los sabores de los diferentes alimentos, muchas mamás y papás están optando por por el BLW, un método que incorpora los sólidos sin tener que pasar por los purés o las papillas.

En definitiva, el BLW (baby led weaning) es un tipo de alimentación complementaria autorregulada o a demanda y consiste en incorporar los sólidos eliminando la fase de las papillas o purés. De esta forma el niño o la niña se alimentan por sí mismos usando las manos y descubriendo olores, sabores y texturas.

Gill Rapley, una enfermera británica que empezó con este concepto dijo: “más que un método de alimentación es una manera de enfrentar la crianza de los niños que les permitirá:

-entablar una mejor relación con la comida

-les dará una mayor independencia

-los ayudará con la coordinación, masticación y autorregulación

DE LA LACTANCIA A LA PAPILLA Y DE LA PAPILLA A LOS SÓLIDOS

A partir de los 5-6 meses, la leche materna o, en su caso, leche de fórmula, no puede aportar por sí sola todos los nutrientes necesarios para el crecimiento del niño, por lo que se empiezan a introducir otros alimentos (frutas y verduras) en forma de papilla o puré.

En esta etapa, hasta que empiezan a salir los primeros dientes, es recomendable los purés, sin grumos ni fibras, para evitar estimular el reflejo de extrusión. Además, que facilita que los papás puedan ir incorporando todos los nutrientes necesarios para el niño.

Y es a partir de los 8 meses aproximadamente, cuando el niño cuenta con los primeros dientes superiores e inferiores, que muchos papás optan por el BLW (baby led weaning), y los platos pasan de ser purés a ser alimentos sólidos picados muy finamente para facilitar las primeras masticaciones e ingestas del bebé.

CONTRAS DEL BLW (BABY LED WEANING)

Principalmente, destacamos dos:

1.- Riesgo de atragantamiento, por lo que es importantísimo que los alimentos estén picados muy finamente y bien cocinados para que estén blanditos.

Los papás que se aventuran en este tipo de alimentación es importante que sean conscientes de este riesgo y consulten con su pediatra cómo actuar en caso de atragantamiento de su bebé.

2.- Inadecuada ingesta de macros y micronutrientes, pues es más difícil controlar qué alimentos y texturas gustarán más al niño y, por ende, comerá más.

Así como en purés y papillas hay un mayor control pues todo está mezclado y no se le da la oportunidad al niño de escoger, en el BLW los bebés juegan y prueban los diferentes sabores y texturas y no todos les gustarán ni comerán.

Así que, es por ello por lo que volvemos a recalcar, la recomendación de guiar este tipo de alimentación con un pediatra o nutricionista.

BENEFICIOS DEL BLW (BABY LED WEANING)

Principalmente destacaremos tres:

1.- Se alarga más en el tiempo el período de lactancia, pues la introducción de sólido hay que hacerlo de forma paulatina en el tiempo.

2.- Beneficia la independencia a comer, y a que poco a poco vayan desarrollando un gusto propio por sabores y texturas.

3.- Favorece una alimentación consciente, donde el niño comienza a conectar con sus sensaciones de hambre y saciedad de forma más natural e independiente.

Sea cual sea la opción elegida por los papás, que siempre sea guiada por expertos en la materia

Nattive es una empresa con gran recorrido en el mundo de la alimentación. El servicio de Nattive Kids, ofrece menús saludables dirigidos a escuelas con pedagogías alternativas, con el objetivo de mejorar su desarrollo nutricional y sensorial. Menús basados en la alimentación BLW (baby led weaning) es una de sus especialidades pues cuenta con el apoyo de expertos que asesoran en todo momento..

¿A qué esperas para hacer felices a los más peques?

Con Nattive Kids puedes conseguirlo.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *